Impermeabilizar es muy importante en cualquier construcción, porque es necesario proteger los techos o superficies de cualquier tipo de filtración, causada principalmente por las lluvias.

No hacerlo a la larga, podría ocasionar daños considerables, lo que significaría que tendrías que invertir más dinero en tareas de mantenimiento.

Aquí te damos algunos consejos para que tengas una impermeabilización adecuada:

  • El techo o superficie que se desee impermeabilizar debe estar limpio de cualquier sustancia, que puede ser polvo, grasas o aceites. Ya que en caso de no hacerlo podría afectar la penetración del impermeabilizante.
  • La superficie debe estar lo más lista y pareja para evitar que se formen charcos y de esta manera se filtre la humedad o los fluidos.
  • Si el techo que tienes presenta problemas de hongos, aplicar un inhibidor  o realiza un lavado más extremo para neutralizar este tipo de problemas.
  • Debes aplicar una primera capa de impermeabilizante, de forma horizontal o vertical y luego dejar que se seque perfectamente.
  • Al siguiente día volver a aplicar una segunda capa de impermeabilizante, pero de manera contraria a como se haya realizado un día previo, esto con el fin de cubrir lo más que se pueda las grietas pequeñas.
  • Si tu superficie se humedece fácilmente, te recomendamos que apliques más  capas de impermeabilizante.